Iniciar a los niños-as en el manejo de los cubiertos forma parte de la adquisición de hábitos que poco a poco los adultos

responsables del niño-a debemos ir instaurando.

En artículos anteriores hemos hablado de la importancia que para los niños tiene la adquisición de hábitos o rutinas para lograr que alcance

un desarrollo óptimo.

Cuando comenzamos a introducir en la alimentación del bebé la dieta sólida y a medida que va creciendo serán muchas las veces en las que

al acercarles la cuchara a la boca tiendan a querer agarrarla.

 

 

LOS NIÑOS Y LOS CUBIERTOS

 

 

Más adelante cuando observemos que el bebé haya adquirido el dominio motor necesario para utilizar los cubiertos es el momento de iniciarle,

ayudándole hasta que poco a poco pueda hacerlo por sí mismo.

Desde que comiencen a mostrar interés por coger la cuchara e imitarte debemos animarle a que lo vaya haciendo por si solo.

La persona adulta que le esté dando de comer troceara la comida para que vea como se hace, y mientras le hablará de los cubiertos, de como utilizarlos, que cubierto es

para cada alimento y le iremos animando para que él lo vaya haciendo, hasta que lo logre hacer solo.

A continuación mostramos una referencia de cómo va evolucionando el niño en cuanto al manejo de los cubiertos:

- Entre 1 y 3 años, utilizan la cuchara con los alimentos cremosos o pastosos y el tenedor lo utilizan con cierta precisión.

- Entre los 3 y 4 años, ya utilizan la cuchara y el tenedor correctamente.

- Entre los 4 y 5 años cuando se trate de alimentos blandos pueden comenzar a utilizar el cuchillo y el tenedor con alimentos blandos.

- Entre los 5 y los 6 años hay veces que presentan algo de dificultad en la coordinación del tenedor y el cuchillo pero ya controlan el manejo de todos los cubiertos.

Debemos tener presente que cada niño tiene su propio ritmo de evolución y a algunos niños puede que les cueste un poco más o que tarden un poco más en avanzar.

Es importante hacer entender a los niños tanto la importancia de usar los cubiertos como de la responsabilidad de usarlos.

La persona adulta que esté con el niño a la hora de comer sí el niño ya ha comenzado a coordinar el manejo del tenedor y el cuchillo deberá tener cuidado

para evitar que pueda hacerse daño.

El manejo de los cubiertos para ellos se convierte en toda una aventura.

Quizás más adelante cuando ya sepa manejarlos correctamente, algunos niños se muestran remolones haciéndose cómodos para que le ayuden a comer.

Sí se nos presenta esta situación lo aconsejable es hacerle ver que debe hacerlo solo, hacerle sentir que ya es un niño mayor, “esto suele gustarles mucho” porque les hace sentirse

importantes, en todo caso siempre debemos animarle para que lo haga.

Sobre la autora

Escrito por en Bebés y Niños

 

Hacer un comentario


Últimos artículos

2 recetas de ricas...

Publicado el jul - 9 - 2017

0 comentarios

Receta de horchata de...

Publicado el jul - 2 - 2017

0 comentarios

Mousse de naranja y...

Publicado el jul - 1 - 2017

0 comentarios

Últimos artículos de Pellizcos de salud

Últimos artículos de Recetas y más

Últimos artículos de Nutrición y alimentos

Últimos artículos de Bebés y Niños