Hace unos días que asomó a mi mente la idea de moler el café en casa y recurrí al viejo molinillo que tenía guardado.

Bueno, pues me puse en ello, y el aroma del café recién molido trajo dulces recuerdos a mi mente, tardes de mi infancia en la que me sentaba con mi abuela

en el patio de su casa lleno de flores y molíamos el café.

Confieso que me gustaba mucho moler el café y entre tantos nietos como éramos siempre me ofrecía voluntaria para molerlo.

Ahora que he vuelto a moler el café en casa puedo disfrutar de su intenso aroma, y también he notado que tiene más sabor que el café envasado y que ya viene molido.

Sabemos que el ritmo de vida tan ajetreado que llevamos hoy en día, quizás no nos deja tiempo para dedicarnos a moler café.

Sin embargo sí dispones de un poquito de tú tiempo te animo a que lo intentes, notarás la diferencia.

 

MOLER CAFË

 

 

En artículos anteriores hemos informado de los beneficios que el café pueda aportarnos, lo que puede perjudicarnos y las diferentes variedades de café que existen.

Lo cierto es que tomándolo con moderación y por personas que estén sanas, no tiene porque considerarse malo para la salud.

Al contener propiedades antioxidantes se convierte en un buen aliado para prevenir el cáncer y además contiene vitaminas y minerales.

Sí tenemos una dieta equilibrada podemos incorporar a nuestra dieta unas dos o tres tazas de café al día.

El café es estimulante debido a que contiene cafeína, y para las personas que no les venga bien sus propiedades estimulantes pueden recurrir al café descafeinado.

Entre las cosas buenas que nos puede proporcionar el café tenemos:

- Su poder estimulante nos vendrá bien en caso de necesitarlo.

- Sí padeces de tensión arterial baja puede ayudarte al estimular el sistema nervioso.

- Combate la fatiga y el sueño favoreciendo la actividad intelectual.

- Es diurético, y al ser antioxidante retarda el envejecimiento de las células.

- Reduce el riesgo de sufrir Parkinson y Alzehimer y es un protector frente a la diabetes de tipo 2.

- Además posee propiedades vasodilatadoras.

Entre las cosas no tan buenas que nos proporciona el café tenemos:

- Sí abusamos de su consumo puede producirnos insomnio, irritabilidad, ansiedad, taquicardias, gastritis, hipertensión.

El café es desde tiempos remotos una bebida excelente para hacer vida social.

Sí eres una persona saludable y te gusta disfrutar tanto de su aroma como de su sabor no dudes en hacerlo ya que su consumo moderado lo convierte en recomendable para la salud.

 

 

UNA TAZA DE CAFË

 

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes / Tere.

Sobre la autora

Escrito por en Nutrición y alimentos

 

Hacer un comentario


Últimos artículos

2 recetas de ricas...

Publicado el jul - 9 - 2017

0 comentarios

Receta de horchata de...

Publicado el jul - 2 - 2017

0 comentarios

Mousse de naranja y...

Publicado el jul - 1 - 2017

0 comentarios

Últimos artículos de Pellizcos de salud

Últimos artículos de Recetas y más

Últimos artículos de Nutrición y alimentos

Últimos artículos de Bebés y Niños