El día de Reyes ha llegado a su fin así como las Navidades.

Personalmente debo confesar que siempre me entristece cuando llega este momento y me da pereza volver a la rutina.

Sí te ha quedado Roscón de Reyes y quieres aprovecharlo antes de que se estropee,

una buena idea es recurrir a esos restos y hacer un exquisito pudding.

Es una receta fácil de elaborar y verás como no sobrará nada.

 

Pudding de Roscón de Reyes:

 

 

 

Ingredientes:

- Las sobras del roscón (unos 150 gramos, aproximadamente unas seis rodajas).

- Las frutas confitadas del roscón troceaditas.

- 50 gr. de pasas sin semillas (reblandecer 2 horas antes de remojo en agua).

- La piel de una naranja rallada.

- Medio litro de leche.

- 4 huevos.

- 100 gramos de azúcar.

- Caramelo líquido para caramelizar el molde.

- Una cucharadita de canela en polvo.

Preparación:

Cortamos el roscón en rodajas y apartamos las frutas confitadas para trocearlas pequeñitas.

En un cazo ponemos la mitad de la leche a calentar con el azúcar, la piel rallada de la naranja y la canela.

Cuando hierva la leche le añadimos las rodajas del Roscón.

Dejamos que se empape bien con la leche.

Batimos bien los cuatro huevos y los añadimos a la mitad de la leche que teníamos reservada.

Cogemos el molde que vamos a utilizar y ponemos caramelo en el fondo.

Podemos utilizar el caramelo líquido industrial ya elaborado o hacer nuestro propio caramelo casero con 4 cucharadas de azúcar

que pondremos en un cazo al fuego.

No debes dejarlo oscurecer mucho para que no resulte amargo.

Luego añadimos el resto de los ingredientes:

El roscón empapado en la leche, los trocitos de fruta confitada, las pasas y la mezcla de huevos y leche.

Ponemos a precalentar el horno y una vez caliente, ponemos a cocinar el pudding al baño María a unos 180º C durante 40 0 45 minutos.

Transcurrido este tiempo introducimos un palillo para comprobar sí ya está cuajado.

Será señal de que ya está cocinado cuando el palillo salga limpio.

Una vez cocinado, desmóldalo y puedes presentarlo con nata, miel, o un chorrito de chocolate caliente.

El pudding puede comerse tanto frío como caliente, dependerá del gusto de cada consumidor.

Sobre la autora

Escrito por en Recetas y más

 

Hacer un comentario


Últimos artículos

Cómo hacer un flan...

Publicado el nov - 18 - 2017

0 comentarios

Cómo hacer un puré...

Publicado el nov - 17 - 2017

0 comentarios

Sopa con flores de...

Publicado el ago - 14 - 2017

0 comentarios

Receta de gazpacho de...

Publicado el ago - 11 - 2017

0 comentarios

Últimos artículos de Pellizcos de salud

Últimos artículos de Recetas y más

Últimos artículos de Nutrición y alimentos

Últimos artículos de Bebés y Niños