En un artículo anterior hablamos de los beneficios que nos aportan las sardinas y sin lugar a dudas “la sardina”

es considerada la reina de los pescados azules.

En este artículo te animamos a que prepares unas exquisitas recetas con sardinas, toda una fuente de salud y sabor.

Es además un buen recurso para los estudiantes que estén fuera de casa y tengan que procurarse la comida

ya que estarán al alcance de sus bolsillos y también les aportará el fósforo que necesitarán para la memoria.

Fáciles de preparar, nutritivas y asequibles así son las sardinas, sin lugar a dudas “todo un manjar”.

 

SARDINAS REBOZADAS

 

Sardinas rebozadas

Ingredientes: un kilo de sardinas, harina de trigo simple para rebozar, sal, aceite de oliva virgen.

Elaboración: Podemos comprar las sardinas en la pescadería ya limpias de tripas y preparadas para elaborarlas en casa.

Sí las has comprado sin limpiar entonces ponte en ello. Una vez limpias de tripas, lávalas, sécalas con papel absorbente.

Pon sal a cada una de las sardinas y pásalas por harina, vuelta y vuelta.

Pon aceite en suficiente cantidad para freír las sardinas y pon el aceite a calentar.

Cuando esté caliente añade las sardinas y fríelas hasta que estén doraditas y crujientes por ambos lados.

Puedes acompañar las sardinas con unas patatas cocidas, con una ensalada o con verduras.

 

Sardinas a la plancha

Ingredientes: Un kilo de sardinas, tres dientes de ajos, sal gruesa, aceite de oliva virgen.

Elaboración: Limpia de tripas las sardinas, lávalas y sécalas con papel absorbente.

Pon sal a cada una de las sardinas.

Pela los dientes de ajos y trocéalos.

Coge un mortero y machaca los ajos.

Añade al mortero una cuchara grande de aceite de oliva y remuévela con los ajos.

Pon por encima de las sardinas el ajo machacado y el aceite.

Ahora ponemos la plancha a calentar a fuego moderado, en caso de que sea una plancha eléctrica,

enchúfala para que se vaya calentando.

Cuando esté a punto de calor, añade las sardinas, asándolas, primero por un lado y luego por el otro.

Cuando estén doraditas y crujientes retíralas y ponlas en el plato o fuente que hayas elegido para ello.

Puedes servirla sobre un colchón de ensalada y acompañadas de unas papas cocidas.

 

SARDINAS A LA PLANCHA

Sobre la autora

Escrito por en Recetas y más

 

Hacer un comentario


Últimos artículos

2 recetas de ricas...

Publicado el jul - 9 - 2017

0 comentarios

Receta de horchata de...

Publicado el jul - 2 - 2017

0 comentarios

Mousse de naranja y...

Publicado el jul - 1 - 2017

0 comentarios

Últimos artículos de Pellizcos de salud

Últimos artículos de Recetas y más

Últimos artículos de Nutrición y alimentos

Últimos artículos de Bebés y Niños