Las torrijas son unos exquisitos dulces que forman parte de la repostería tradicional de Semana Santa.

Es un dulce que se elabora en muchas regiones de España.

Las torrijas se preparan poniendo pan del día anterior de remojo en leche aromatizada con canela, piel de limón o naranja y azúcar.

Una vez que las torrijas se han impregnado del sabor de la leche, se pasan por huevo y se fríen en abundante aceite bien caliente.

Para hacer las torrijas el pan ideal es un pan con abundante miga.

Recetas de torrijas hay varias y en el blog de T ere hemos publicado cómo hacer “las torrijas clásicas “que se acompañan con

un poquito de miel, almíbar ligero de azúcar, almíbar aromatizado con algún licor, espolvoreadas con azúcar y canela.

Otras torrijas que se preparan en estas fechas y que también hemos publicado en el blog de Tere son “las torrijas de vino”.

En esta ocasión las torrijas que presentamos son para prepararlas sin huevo y no se fríen en abundante aceite, tan solo ponemos un poquito de aceite

en el sartén como sí las hiciéramos a la plancha.

Son fáciles de hacer y esta receta es ideal para las personas alérgicas al huevo, también para las personas que quieran cuidar el colesterol ya que se

preparan casi sin aceite.

TORRIJAS SIN HUEVO

Ingredientes:

- Dos barras de pan del día anterior.

- Un litro de leche entera o desnatada.

- Un palito de canela.

- La piel rallada de un limón.

- La piel rallada de una naranja.

- 200 gramos de azúcar.

- Una cucharadita de aceite de girasol.

- Miel para acompañar la torrija o una cucharadita de azúcar mezclada con una cucharadita de canela para espolvorear las torrijas.

Elaboración:

Cortamos el pan en ruedas de unos 2 centímetros de grosor y lo reservamos.

Preparamos la leche para aromatizarla, poniéndola al fuego con el palito de canela, la piel del limón, la piel de la naranja y el azúcar.

Removemos bien y cuando hierva la retiramos del fuego.

Introducimos el pan dentro de la leche para que se impregne con la leche aromatizada.

Dejamos reposar durante una hora.

Con cuidado para que el pan no se destroce lo vamos sacando del remojo y poniéndolo sobre un plato.

Ponemos una cucharadita de aceite de girasol en la sartén a calentar.

Cuando esté bien caliente vamos dorando las torrijas, primero por un lado y luego por el otro.

Vamos colocando las torrijas en una fuente o bandeja para servirlas.

A la hora de servirlas las podemos acompañar con un poquito de miel.

También podemos presentarlas espolvoreadas con una mezcla de azúcar y canela.

“Feliz Semana Santa”.

Sobre la autora

Escrito por en Recetas y más

 

Hacer un comentario


Últimos artículos

2 recetas de ricas...

Publicado el jul - 9 - 2017

0 comentarios

Receta de horchata de...

Publicado el jul - 2 - 2017

0 comentarios

Mousse de naranja y...

Publicado el jul - 1 - 2017

0 comentarios

Últimos artículos de Pellizcos de salud

Últimos artículos de Recetas y más

Últimos artículos de Nutrición y alimentos

Últimos artículos de Bebés y Niños