Cuando el organismo va acumulando toxinas sin que se le ponga remedio a ello es natural que aparezcan

una serie de síntomas como pueden ser:

- Sensación de cansancio, jaquecas, inapetencia, sensación de hinchazón, falta de ligereza, mal aliento,

lengua blanquecina, y en ocasiones mucosidad.

Depurar el organismo es disminuir el nivel de toxemia que padece y se puede lograr de una manera natural, a través de la alimentación.

Para ello es conveniente conocer los alimentos que contribuyen a favorecer ese proceso.

El cuerpo acumula toxinas las cuales provienen del exterior como la contaminación ambiental así como interiormente a través de los alimentos que ingerimos.

En nuestro organismo se forman residuos tóxicos producidos como consecuencia del metabolismo de las comidas y bebidas y también debido

a la acumulación de sustancias de deshecho.

Los órganos implicados en este proceso y que deben depurarse son: El hígado, los riñones, y el intestino.

Hay una serie de alimentos que no deben faltar en tú dieta y que te ayudarán a liberar el organismo de esas toxinas.

 

 

DEPURAR EL ORGANISMO

 

Para depurar el organismo recurre a las siguientes frutas:

- Las manzanas, las peras, las uvas, las ciruelas, los arándanos, las fresas, las frambuesas. los limones, las naranjas, los pomelos, las piñas, los plátanos.

Verduras para depurar el organismo:

- Espárragos, cebollas, el perejil, alcachofas, tomates, el apio, los berros, los rábanos, la escarola, la endivia, la calabaza. pimiento verde, aguacates.

Los cereales recomendados para depurar el organismo:

- Los cereales integrales, el pan integral y el arroz integral.

Entre los aceites que pueden ayudar a depurar el organismo destacamos:

-  El aceite de oliva.

Consejos:

Las frutas deben estar presentes en el desayuno, almuerzo y cena, lo ideal serían cinco raciones de fruta al día.

La preparación de las verduras mejor hervidas, al vapor o a la plancha.

Es recomendable una cuchara de aceite de oliva diariamente.

Consumir caldos o jugos depurativos.

Beber agua, unos 2 litros al día que pueden combinarse con infusiones o zumos.

Hacer algo de ejercicio moderado como caminar una hora todos los días.

Escucha las necesidades de tú cuerpo y duerme las horas que te hagan falta para que el sueño logrado te resulte reparador.

Lo que no favorece a la depuración:

Los alimentos refinados, los congelados, los rebozados, precocinados, los fritos, las carnes rojas.

Las bebidas que pueden resultar excitantes como el café, refrescos con cafeína, bebidas alcohólicas, el tabaco, y el sedentarismo.

Sobre la autora

Escrito por en Pellizcos de salud

 

Hacer un comentario


Últimos artículos

Cómo hacer un flan...

Publicado el nov - 18 - 2017

0 comentarios

Cómo hacer un puré...

Publicado el nov - 17 - 2017

0 comentarios

Sopa con flores de...

Publicado el ago - 14 - 2017

0 comentarios

Receta de gazpacho de...

Publicado el ago - 11 - 2017

0 comentarios

Últimos artículos de Pellizcos de salud

Últimos artículos de Recetas y más

Últimos artículos de Nutrición y alimentos

Últimos artículos de Bebés y Niños