Seguro que en más de una ocasión hemos sufrido la incomodidad de tener la nariz congestionada o taponada.

La nariz puede taponarse por diversos motivos o causas como las que a continuación detallamos:

- Un resfriado o catarro.

. Una gripe.

- Rinitis alérgica.

- Exceso de moco, derivado de alguna congestión.

- Pólipos nasales.

El taponamiento se produce debido a que los tejidos que recubren la nariz se encuentran inflamados, lo que impide que el aire pueda pasar por la nariz.

La nariz taponada es bastante incómodo sobre todo por la noche, ya que la mayoría de las veces es cuando más lo padecemos, en el momento de acostarnos.

Acostarnos con la cabeza algo levantada puede ayudarnos a despejarla y poder conciliar mejor el sueño.

También es necesario para despejar la nariz diluir el moco, así conseguiremos limpiar la nariz y despejar los senos paranasales, poder sonarnos bien y poder respirar mejor.

Las preparaciones salinas (suero fisiológico), que podemos encontrar en las farmacias nos vienen muy bien y son eficaces para diluir el moco.

Estos aerosoles vienen en formato de spray con lo que fácilmente llega a las partes altas de la nariz, humedeciéndolas y ayudando a diluir el moco.

El suero fisiológico podemos utilizarlo 3 o 4 veces al día o cuando necesitemos despejar la nariz.

 

NARIZ TAPONADA

 

 

4 remedios naturales para despejar la nariz

Para despejar la nariz además del suero fisiológico podemos recurrir a los vahos, remedio tradicional y popular utilizado desde la antigüedad.

Tanto los vahos como el suero fisiológico podemos prepararlo en casa de forma totalmente natural.

Los vahos debemos realizarlos por la noche antes de acostarnos.

Cómo preparar suero fisiológico en casa

Preparar el suero fisiológico casero es bastante fácil tan solo necesitamos seguir las siguientes instrucciones:

- Un vaso de agua mineral.

- Media cucharadita de sal.

- Una pizca de bicarbonato sódico (La puntita de una cucharadita de las de café).

Preparación:

- En un calentador ponemos el agua a calentar.

- Retiramos del fuego, añadimos la sal y el bicarbonato.

- Removemos la solución para que se disuelva bien.

Conservaremos el suero fisiológico en un pequeño bote de cristal esterilizado previamente y que disponga de gotero o cuentagotas.

Podemos recurrir también en caso de no disponer de este envase una pera de goma.

Vaho tradicional de agua caliente y sal

Para tomar los vahos y asegurarnos que el aire no escapa y poder realizarlos eficazmente debemos inclinarnos y cubrirnos la cabeza con una toalla.

Pasos para preparar el vaho:

- Ponemos a calentar agua en un calentador.

- Agregamos 2 cucharas de sal marina o gruesa.

- Llevamos el agua a ebullición.

- Apagamos el fuego y tapamos el calentador.

- Buscamos un sitio cómodo para sentarnos y realizar los vahos.

- Nos cubrimos la cabeza con la toalla, quitamos la tapa del calentador.

- Nos inclinamos hacia adelante para inspirar el vapor del agua.

- Inhalaremos el vapor durante 10 minutos antes de acostarnos.

Vahos  con vinagre de manzana

Los vahos preparados con vinagre de manzana son eficaces para despejar la nariz taponada.

Seguiremos los siguientes pasos para preparar este vaho de vinagre:

- En un calentador ponemos agua mineral a hervir.

- Cuando comience a hervir añadimos 2 cucharadas de vinagre de manzana.

- Retiramos del fuego la preparación y la tapamos.

- Nos cubrimos la cabeza con una toalla.

- Destapamos el calentador, con cuidado nos inclinamos.

- Inhalamos el vapor que desprende durante 8 o 10 minutos.

Los vahos de vinagre de manzana los haremos por la noche antes de acostarnos.

Vahos de aceite esencial de menta

Algunos aceites esenciales de plantas medicinales como la menta,

contienen propiedades descongestivas y antiinflamatorias que nos ayudaran a descongestionar la nariz.

Pasos para preparar los vahos de menta

Para preparar los vahos con aceite esencial de menta necesitamos:

– Un calentador con agua que pondremos al fuego.

– Cuando comience a hervir añadimos 2 gotas del aceite esencial de menta.

- Apagamos el fuego, tapamos el calentador.

- Nos cubrimos la cabeza con la toalla, con precaución nos inclinamos, destapamos el calentador.

- Inhalamos el vaho que desprende el aceite esencial de menta durante 10 minutos.

Como hemos dicho anteriormente los vahos son aconsejables realizarlos por las noches antes de irnos a dormir.

Otros consejos que nos ayudaran a despejar la nariz

Mantener ciertos hábitos saludables como mantenernos bien hidratados, nos ayudaran también a eliminar el moco, debemos beber a diario al menos 1,5 o 2 litros de agua.

Tomar baños o duchas de agua caliente e inhalar el vapor que el agua caliente desprende nos ayudará a diluir el moco, y despejar la nariz congestionada.

Preparar infusiones con plantas medicinales como la menta, el tomillo el romero, la salvia, nos ayudarán a despejar la nariz.

De estas infusiones podemos tomar 3 tazas al día.

Sobre la autora

Escrito por en Pellizcos de salud

 

Hacer un comentario


Últimos artículos

2 recetas de ricas...

Publicado el jul - 9 - 2017

0 comentarios

Receta de horchata de...

Publicado el jul - 2 - 2017

0 comentarios

Mousse de naranja y...

Publicado el jul - 1 - 2017

0 comentarios

Últimos artículos de Pellizcos de salud

Últimos artículos de Recetas y más

Últimos artículos de Nutrición y alimentos

Últimos artículos de Bebés y Niños