Las Navidades han llegado a su fin y llega el momento de volver a la rutina y a lo cotidiano.

La Navidad es un momento de reuniones tanto familiares, como de amigos y estas reuniones

van acompañadas de almuerzos y cenas que a su vez se convierten en comidas copiosas.

Es época también de cenas y comidas de empresa lo que hace inevitable que comemos o bebamos más de la cuenta.

Acabada estas fechas somos conscientes de los excesos cometidos a la hora de comer y quizás hemos ganado algo de peso.

Siempre podremos ponerle remedio y es hora que volvamos a cuidarnos un poco más.

Sin darnos cuenta hemos ido acumulando toxinas como consecuencia de comidas ricas en grasa, exceso de azúcar, y alcohol.

Retomando una dieta equilibrada, recurriendo a los caldos depurativos que prepararemos con verduras,

a las infusiones depurativas, al ejercicio físico diario, a no fumar, ni beber.

En artículos anteriores hemos hablado acerca de los alimentos que forman parte de una dieta sana y equilibrada, puedes recurrir

a este artículo para ver la información.

También hemos hablado de lo saludable que es nuestra dieta mediterránea a la que también debes recurrir.

Tanto los caldos, jugos o infusiones depurativas podrán favorecernos a la hora de depurar nuestro organismo.

En función de las verduras o hierbas que introduzcas para elaborarlo te ayudará a depurar unos órganos u otros.

En este artículo facilitamos una receta para depurar el hígado.

 

 

CALDO DEPURATIVO HÏGADO

 

 

 

Caldo depurativo para el hígado:

Es un caldo sencillo de elaborar y que podrás tomarlo durante el día, o sea el día después de haber comido o cenado

en exceso.

A este caldo puedes recurrir en cualquier momento del año en el que hayas comido en exceso.

Sólo necesitas los siguientes ingredientes:

- 2 litros de agua.

- Un puerro.

- Una cebolla.

- 2 apios.

- un corrito de aceite de oliva virgen sabor suave.

- Un pizca de sal gruesa.

Preparación:

Lavamos bien las verduras.

Una vez lavadas, las troceamos.

En un caldero ponemos el agua a calentar con el chorrito de aceite de oliva y la pizca de sal.

Cuando esté caliente añadimos las verduras y las cocinamos.

Cocinamos con fuego moderado hasta que estén tiernas.

Apagamos el fuego, colamos el caldo y reservamos para ir tomando durante el día.

Puedes tomarlo caliente o frío como prefieras.

Sobre la autora

Escrito por en Pellizcos de salud

 

Hacer un comentario


Últimos artículos

Sopa con flores de...

Publicado el ago - 14 - 2017

0 comentarios

Receta de gazpacho de...

Publicado el ago - 11 - 2017

0 comentarios

2 bebidas naturales, caseras,...

Publicado el ago - 11 - 2017

0 comentarios

2 recetas de ricas...

Publicado el jul - 9 - 2017

0 comentarios

Últimos artículos de Pellizcos de salud

Últimos artículos de Recetas y más

Últimos artículos de Nutrición y alimentos

Últimos artículos de Bebés y Niños