MEJORAR LA CIRCULACIÓN SANGUÍNEA
Sí padeces algunos de estos síntomas puede ser señal de que tú circulación no está del todo bien; notas los pies pesados, hinchazón en las piernas, calambres nocturnos, sientes los pies y las manos frías, padeces de celulitis, te sientes aletargada, mareos. La mala circulación se produce cuando los vasos sanguíneos han perdido elasticidad y esto hace que la sangre tenga dificultades en hacer su recorrido por todo el cuerpo. Esto hace que la sangre no fluya con facilidad. Debemos prestar atención a una serie factores que pueden estar causando este problema en nuestro organismo como pueden ser: tener el colesterol elevado, no beber la cantidad de líquido recomendada al día, tener una dieta pobre en fibras,, abusar de la sal, tener la tensión arterial elevada. Sí padeces de algunos de estos síntomas debes acudir al médico y seguir sus prescripciones. Además de lo aconsejado por el médico también puedes poner de tú parte cambiando el estilo de vida  para mejorar en lo posible tú circulación sanguínea. Te indicamos algunos consejos como caminar a diario aunque sea una hora, procura no llevar una vida sedentaria, no cruzar las piernas cuando estés sentado/a, no llevar ropas apretadas que te impidan una buena circulación, bebe mucho líquido no menos de 1,5 litros al día, incorpora la fibra en tú dieta, reduce la sal en tus comidas, cuando estés sentado/a procura terner los pies elevados, cuando estés acostado eleva un poco más el colchón en la parte de los pies, pon los pies un rato de remojo en agus fría o aplícate agua fría con la presión de la ducha para así masajear las piernas y mejorar la circulación, evita el agua caliente. Podemos ayudar a mejorar nuestra circulación recurriendo también a los remedios naturales como pueden ser las infusiones con algunas de estas hierbas:
Gingko biloba: Hacer una infusión 25 gramos de hojas y medio litro de agua, dejar enfriar y tomar. También podemos conseguirlo en pastillas en los herbolarios. Las hojas de este árbol nos ayudará a dilatar los vasos sanguíneos y a aumentar nuestra circulación. Las personas diabéticas deben consultar con su médico antes de tomar Gingko biloba.
Cola de caballo: Posee propiedades diuréticas lo que nos ayudará a eliminar líquidos. Preparáremos infusiones con la cola de caballo. Pondremos a hervir una taza de agua a la que añadiremos un puñadito de esta hierba. La taparemos y dejaremos reposar unos diez minutos. Es aconsejable tomar dos o tres tazas de esta infusión al día.
El jengibre: Esta raíz es también un buen aliado para mejorar nuestra circulación . Se prepara de la siguiente manera: cogeremos una raíz de jengibre y rallaremos para extraer polvo en la cantidad de una cucharadita y la pondremos en remojo dentro de una taza de agua hirviendo. Mantenemos en remojo durante cuatro o cinco minutos. Luego la tomaremos.

Sobre la autora

Escrito por en Sin categoría

 

Hacer un comentario


Últimos artículos

Cómo hacer un flan...

Publicado el nov - 18 - 2017

0 comentarios

Cómo hacer un puré...

Publicado el nov - 17 - 2017

0 comentarios

Sopa con flores de...

Publicado el ago - 14 - 2017

0 comentarios

Receta de gazpacho de...

Publicado el ago - 11 - 2017

0 comentarios

Últimos artículos de Pellizcos de salud

Últimos artículos de Recetas y más

Últimos artículos de Nutrición y alimentos

Últimos artículos de Bebés y Niños