El Marrons Glacé tiene su procedencia en antiguas recetas en las que las castañas eran conservadas en miel o azúcar por los Griegos y los Romanos.

Se llama Marrons Glacé a la castaña glaseada o confitada.

Es un dulce popular en Francia y en Italia, sobre todo en épocas Navideñas, también en España y Portugal.

Para hacer Marrons Glacé se requiere tener paciencia y tiempo, no solo a la hora de pelar las castañas, también el tratamiento que se le

da al almíbar.

 

MARRÖN GLACË

Ingredientes:

- Un kilo de castañas más bien grandes.

- Un kilo de azúcar.

- Una vaina de vainilla.

- Un limón.

- Agua.

Elaboración:

Primero debemos pelar las castañas y previamente le vamos haciendo un pequeño corte por un lado ayudándonos de un cuchillo.

Como pelar las castañas:

Puedes hacerlo con el método tradicional o utilizar el microondas.

Método tradicional:

Hacemos un corte en un lado de las castañas.

Preparamos un caldero con agua y un poco de sal, cuando hierva introducimos las castañas durante unos 5 minutos.

Escurrimos el agua y con cuidado de no quemarnos vamos pelando las castañas con delicadeza para que no se rompan.

Método microondas:

En un bol de cristal apto para microondas ponemos agua hasta la mitad en cantidad que cubra las castañas y dos o tres puñados de castañas.

Ponemos el bol dentro del microondas y lo accionamos a la potencia máxima durante 15 minutos.

Retiramos el bol del microondas.

Cogemos unas poquitas castañas del bol y las ponemos sobre un paño en la mesa para que pierdan un poco de calor y no nos quememos.

Las otras castañas las dejamos dentro del agua caliente mientras comenzamos a pelar las primeras castañas para que no se enfríen.

Con cuidado y paciencia para que las castañas no se rompan vamos quitándoles la piel una a una.

Es importante que no se enfríen ya resultaría más difícil pelarlas.

Elaboración del glaseado:

Una vez que estén todas peladas, las ponemos a cocinar en un caldero con agua que las cubra y el zumo del limón.

A continuación vamos elaborando el almíbar con el azúcar, la vaina de vainilla y un litro de agua.

Cocinamos el almíbar con el fuego muy bajito durante unos 20 minutos, sin que el almíbar hierva.

 

MARRÖN GLACË II

 

Transcurrido el tiempo retiramos el almíbar del fuego y con cuidado ponemos las castañas dentro del almíbar.

Tapamos el caldero y dejamos reposar el almíbar hasta el día siguiente.

Al día siguiente volvemos a poner el caldero al fuego con el almíbar y las castañas hasta que hierva.

Una vez que hierva volvemos a apagar el fuego y lo dejamos reposar tapado hasta el día siguiente.

Esta operación la repetimos durante 6 días.

A medida que os días vayan pasando el almíbar se vuelve más espeso.

Transcurridos los 6 días, preparamos una rejilla y con cuidado vamos depositando las castañas una a una sobre la rejilla para que escurra el almíbar.

Una vez que las castañas dejen de escurrir y estén secas podemos envolverlas en papel de color plata o papel metalizado de colores.

 

Imágenes /Tere.

Sobre la autora

Escrito por en Sin categoría

 

Hacer un comentario


Últimos artículos

Sopas de miel de...

Publicado el feb - 11 - 2018

0 comentarios

Bolitas de coco y...

Publicado el dic - 29 - 2017

0 comentarios

Postre para Nochevieja: Naranja...

Publicado el dic - 28 - 2017

0 comentarios

Lentejas con costilla para...

Publicado el dic - 28 - 2017

0 comentarios

Últimos artículos de Pellizcos de salud

Últimos artículos de Recetas y más

Últimos artículos de Nutrición y alimentos

Últimos artículos de Bebés y Niños