Tanto los pasteles como los flanes no solo podemos elaborarlos con recetas dulces también con recetas saladas.

Esta sencilla receta que presentamos en este artículo es una receta salada de pastel de zanahorias.

El pastel de zanahorias podemos presentarlo como entrante, como un primer plato o como acompañamiento de otros platos.

Esta receta podemos hacerla también con otras verduras como la coliflor, calabaza, berenjenas o con una menestra de verduras.

Aunque esta receta de pastel de zanahorias es para hacerlo en el fuego al baño maría, se puede cocinar también en el horno o en el microondas.

 

PASTEL DE ZANAHORIAS

 

Ingredientes:

- Un kilo de zanahorias.

- La mitad de un puerro o una cebolla mediana.

- 5 huevos.

- 50 gramos de mantequilla (para engrasar el molde).

- Un poco de aceite de oliva virgen.

- Una pizca de pimienta negra molida.

- Sal gruesa.

Elaboración:

Con abundante agua fría lavamos bien las zanahorias y le quitamos la piel.

Cortamos las zanahorias en tiras y las ponemos en un caldero con agua y un poco de sal a cocinar.

Cocinamos las zanahorias con fuego medio y hasta que estén tiernas.

Retiramos del fuego, y quitamos el agua de las zanahorias.

A continuación lavamos el puerro y lo picamos en trocitos.

Ponemos un fondo de aceite en una sartén para rehogar el puerro con un poco de pimienta negra molida.

Cuando el puerro esté cocinado apagamos el fuego. y lo añadimos a las zanahorias cocinadas.

Ponemos el puerro y a las zanahorias en la batidora y batimos.

En un bol batimos los huevos bien y los incorporamos al preparado anterior y volvemos a batir.

En el fondo de un molde ponemos un poco mantequilla para engrasar tanto el fondo del molde como las paredes.

Preparamos una olla o caldero con un poco de agua para cocinar el pastel al baño maría.

Introducimos el molde dentro del caldero y cocinamos el pastel con el caldero tapado.

Cocinamos el pastel con fuego bajo durante media hora o hasta que esté cocinado.

Retiramos del fuego, destapamos el caldero y dejamos que el pastel repose unos 10 minutos antes de desmoldarlo.

Desmoldamos con cuidado y lo reservamos en la nevera hasta el momento de servirlo.

El pastel de zanahorias puede comerse tanto tibio como frío.

A la hora de servirlo podemos acompañarlo con mahonesa, con salsa de tomate, y acompañado de un puré de papas, una ensalada, o arroz.

Sobre la autora

Escrito por en Recetas y más

 

Hacer un comentario


Últimos artículos

Cómo hacer un flan...

Publicado el nov - 18 - 2017

0 comentarios

Cómo hacer un puré...

Publicado el nov - 17 - 2017

0 comentarios

Sopa con flores de...

Publicado el ago - 14 - 2017

0 comentarios

Receta de gazpacho de...

Publicado el ago - 11 - 2017

0 comentarios

Últimos artículos de Pellizcos de salud

Últimos artículos de Recetas y más

Últimos artículos de Nutrición y alimentos

Últimos artículos de Bebés y Niños